Se encuentra usted aquí

Las medidas que debe tomar para evitar las piedras en el riñón

El dolor en la zona baja de la espalda, ¿es renal o muscular? ¿Cuánta agua es suficiente? ¿Qué color debe tener la orina? Los riñones son los encargados de filtrar y limpiar casi 200 litros de sangre al día. ALCER y la doctora África López-Illescas nos dan una serie de recomendaciones para mantener nuestros riñones limpios y prevenir la aparición de cálculos renales.

La doctora África López-Illescas advierte sobre la función esencial que desempeñan los riñones en nuestro organismo, y recuerda que “si fallan, al final se tiene que recurrir a la diálisis o a un trasplante para mantener la vida”.

“La mejor forma de cuidar los riñones es mantener acciones saludables”, insiste López-Illescas, “sobre todo si se padece enfermedades como la diabetes, la hipertensión o la cardíaca, además de la propia del riñón, o si se tiene familiares con enfermedad renal”.

 

Para prevenir una nueva aparición de cálculos renales en persona que ya han sufrido un episodio de litiasis renal se aconseja seguir una serie de recomendaciones:

 

Hidrátese adecuadamente

• Es importante una ingesta apropiada de agua para tener una buena hidratación, especialmente con el calor y cuando se realiza ejercicio físico.

 

• Es aconsejable beber algo más de dos litros de agua al día.

 

• Los expertos recomiendan aumentar la ingesta a los casi tres litros diarios para compensar la deshidratación secundaria por sudor ahora que las temperatura son más elevadas.

 

• El beneficio es mayor con aguas de baja mineralización, y en general se desaconsejan aguas carbonatadas.

 

• “La deshidratación afecta muchísimo a los riñones” remarca la doctora López-Illescas. Para comprobar que se bebe la cantidad correcta de agua, la orina debe ser de un color amarillo claro, similar al de una clara de cerveza.

 

Evite los refrescos

• Se desaconseja el consumo de refrescos en general.

• Se deben evitar especialmente las bebidas de cola.

• Se recomienda no abusar del té ni del café.

• La Dra. López-Illescas sugiere tomar zumos de frutas frescas en su lugar, que también contribuyen a la hidratación.

 

Controle la dieta

• La obesidad no sólo incrementa la probabilidad de sufrir un cólico nefrítico sino que además aumenta el riesgo de padecer complicaciones renales, por lo que es esencial mantener una dieta sana y equilibrada.

 

• Aumentar la ingesta de fruta y verdura y reducir las proteínas de origen animal en general son algunos de los consejos prioritarios lanzados por ALCER. También se debe evitar la ingesta de sal, chocolate y frutos secos.

 

• Entre las frutas, se debe priorizar el consumo de cítricos. En el caso de los pacientes con litiasis de oxalato cálcico, se deben evitar verduras como acelgas y espinacas.

• La Dra. Illescas recomienda mantener “una alimentación libre de sal y azúcar”. Según la experta, la ingesta de calcio debe ser acorde a la edad del individuo, aunque no se desaconseja el consumo de lácteos en líneas generales.