Se encuentra usted aquí

Recomendaciones para niños con influenza

Washington.- Según recomendaciones del Centro para el control y prevención de enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), si usted considera que su hijo muestra síntomas de influenza, tiene 5 años de edad o más y no tiene ningún otro problema de salud, como fiebre o tos, consulte a su médico según sea necesario y asegúrese de que su niño descanse bastante y tome mucho líquido. Si su hijo es menor de 5 años de edad (especialmente si es menor de 2 años), o de cualquier edad pero tiene una afección médica crónica (como asma, afección neurológica o diabetes, por ejemplo) y le aparecen síntomas de influenza, corre el riesgo de sufrir complicaciones graves por la enfermedad. Pregúntele a un médico si debe llevar a su hijo a una consulta.

¿Qué hago si mi hijo parece estar muy enfermo? Hasta los niños que siempre han sido sanos o que ya han tenido la influenza pueden tener un caso grave de influenza. Llame a los servicios de emergencia o lleve de inmediato a su hijo al médico si el niño, sin importar la edad, presenta alguno de los signos siguientes que advierten de una emergencia médica:

• Respiración agitada o dificultad para respirar
• Tiene la piel de color azulado o grisáceo
• No está tomando suficientes líquidos (no está yendo al baño ni está orinando tanto como lo hace normalmente)
• Vómitos fuertes o constantes
• No se puede despertar fácilmente o no interactúa con otras personas
• Está tan molesto que no quiere que lo carguen
• Los síntomas de influenza mejoran, pero luego regresan con fiebre y una tos peor
• Tiene otras afecciones (como enfermedad del corazón o respiratoria, diabetes o asma) y presenta síntomas de influenza, entre ellos fiebre o tos.

¿Mi hijo puede ir a la escuela, la guardería o el campamento si está enfermo? No. Su hijo debe quedarse en casa para descansar y evitar que contagie la influenza a otros niños o a las personas que le cuidan.

¿Cuándo puede regresar mi hijo a la escuela después de haber tenido influenza? Mantenga a su hijo en casa y espere al menos 24 horas después de que ya no tenga fiebre para llevarlo a la escuela, la guardería o el campamento. La fiebre debe haber desaparecido sin usar medicamentos para reducir la fiebre. Se considera que hay fiebre cuando la temperatura es de 100 °F o 37.8 °C.

Tags

flu